La insoportable bloguedad del Ser

“El hombre, es el único animal para quien su propia existencia constituye un problema que tiene que resolver y del cual no puede escapar”. Erich Fromm

  • ¿Qué día es hoy?

    noviembre 2017
    L M X J V S D
    « Jun    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Entradas por mes:

  • Blog Carnalito:

  • Lo más visto:

Posts Tagged ‘Videos’

Soy, seré, siempre fui…

Posted by zeptymuz352 en marzo 19, 2011

“Si amas sin despertar amor, esto es, si tu amor, en cuanto amor, no produce amor recíproco, si mediante una exteriorización vital como hombre amante no te conviertes en hombre amado, tu amor es impotente; una desgracia.”

Karl Marx

>>>>>

Al mundo lo gobiernan las relaciones interpersonales: te conozco, nos conocimos, nos conocemos, ¿y después? Después siempre existe un “pero”, un eterno “pero…”

“Ok, me gustas, me agradas… pero…” Siempre existe un “pero” que termina bloqueando la fluidez de dichas relaciones.

¿Qué pretendemos? ¿Qué deseamos? ¿Qué queremos? ¿Qué esperamos? Esas son la interrogantes que nos limitan y siempre nos conducen a esperar, esperar… ¡Siempre esperar!

Todo mundo espera, pero nadie se detiene un segundo a oscultarse a sí mismo para cuestionar la contraparte, o mejor dicho, lo que podemos OFRECER…

¿Qué ofrecemos? ¡Nada! Siempre esperamos “algo” a cambio de lo que suponemos dar… ¡Si!, solo suponemos dar…

>>>>>

¿Cuánto vale el amor de alguien que ni siquiera se valora a sí mismo? ¿Cuánto vale el amor de alguien que pretende y supone ofrecer algo (que se traduce en nada) y siempre está a la espera de la reciprocidad?

¿Qué somos? En el fondo, solo somos un saco de piel con carne, tripas, huesos (adentro) y un chingo de cosas más para ofrecer. No nos reprimamos y tampoco, neguemos esta simplicidad de nuestra existencia…

Inútil saber lo que hay en mí.
Inmóvil, yo sólo me acepto así.
Entro en mí.
Creo en mí.
Confío en mí.
Soy simplemente lo que siempre fui.
Lo que siempre fui.
No logro, me pregunto qué soy.
Me ahogo, quiero saber, me voy.
De esa realidad
no tengo edad.
Me pierdo en la eternidad.
Ahora soy simplemente lo que siempre fui.
Lo que siempre fui.
Lo que siempre fui.
Lo que siempre fui.


Anuncios

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , | Leave a Comment »

Desamor y amorío

Posted by zeptymuz352 en marzo 6, 2011

Desamor

Una de las situaciones más fáciles en este mundo, es la de “enamorarse”… ¿Qué se necesita para ello?

Un par de palabras simples y bonitas de alguien en quien creemos confiar; una dósis de mentira en esas palabras y ¡zaz!; un mucho o un poco de esas mismas palabras (y según dependiendo el caso de la persona en cuestión por auntoengañarse) para caer en la estulticia común  (por “creer”), o habitual (“por seguir creyendo”) en lo que consideramos  “real”…

“Real” es lo que tenemos, “real” es lo que necesitamos… “real” es lo que ocupamos… ¿Y luego? ¿Qué es “real”? ¡Chinga’os!

>>>>>>>>>>>>>>

Real, real, real… (Esa palabra la repetimos tanto, que termina por perder su significado).

Todo termina por convertirse en algo cotidiano, monótono y lo aceptamos como “verídico”, “real” (¿Otra vez? (¡!)?).
Bonito caldo de cultivo sazonado de media mamada de credulidad sumada con media mamada de mentira. Bueno, tomando en cuenta que todos, sin excepción alguna; caemos en la  misma trampa.

>>>>>>>>>>>>>>>

Amorío

Situación idílica en la cuál  todas las personas comúnes, corrientes, afines o contrarias, caemos en la misma suspicacia por creer que sentimos algo por algo o alguien; cuando ni siquiera sabemos lo que sentimos por nosotros mismos.

No hay más…

 

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , | Leave a Comment »

La aceptación de la ignominia

Posted by zeptymuz352 en diciembre 18, 2010

“Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala, es el silencio de la gente buena”.

Mahatma Gandhi

“30 mil muertos” se dice fácil, no se ocupa para el enunciado más que un número y dos palabras para dictarlo. Olvidemos por un momento si esas vidas extintas de personas buenas o malas eran o no merecidas, eran o no necesarias.  A la muerte, supongo, no le interesan este tipo de estadísticas y dicernimientos asequibles y fáciles de digerir. Ante la muerte, creo que no existen medias tintas, se acepta por sí misma y por irremediablemente ineludible. Solo es cuestión de entender “el cómo, el cuándo, el dónde y por qué”.

¡Pero no!, no es la muerte la encargada y responsable de salvaguardar nuestra existencia; ella solo espera, con su paciencia inescrutable a que nosotros, los seres humanos, la caguemos y le adenlantemos (y porqué no, también), le carguemos un poco más (por así decirlo), de su ya de por sí atribulado trabajo…

Entonces (me pregunto y les pregunto): ¿quienes son responsables de salvaguardar nuestras vidas dentro de una sociedad, una cultura o uno de esos moldes creados por nosotros mismos y que llamamos “gobiernos”? ¿Quién ó quiénes? ¿En quiénes depositamos nuestras ilusiones (por no decir esperanzas) para que comanden dichos gobiernos? ¿Los políticos? ¡Bah! esos, de antemano sabemos que no sirven más que para enriquecerse a nuestras costillas. ¿Entonces quién puede ser el responsable de garantizarnos (¡no bienestar!), sino simplemente, un poco de seguridad para salir a la calle y sentirnos tranquilos?

Éstas, como las acaban de leer, son solo preguntas. Olvidémoslas, ¡a la chingada!, volvamos a los “30 mil muertos”… (y también a otro tipo de preguntas):

¿Quiénes eran? ¿Cómo se llamaban? ¿Qué hicieron para merecer morir? ¿Porqué? ¿Porqué? ¿Porqué…?

¿Tan indiferentes y pendejos nos hemos convertido para no poner un poco de atención en esto que nos afecta a todos? ¿Para no buscar un remedio que termine con tanto sufrimiento? ¿Hasta cuándo? ¿Hasta cuándo terminará este catálogo de agravios que no nos merecemos?

Ante antier, fueron 49 bebecitos en Sonora; no hay culpables… antier fueron estudiantes, civiles inocentes y 20 turistas masacrados por “equivocación” y “bajas colaterales”; no hay culpables… ayer (y vergonzosamente), una señora, una madre que solo pedía justicia por esclarecer el asesinato de su hija; no hay culpables, bueno, solo chivos expiatorios… y hoy, hoy no lo sé, no se lo deseo a nadie, pero podríamos ser tú, o yo… ¿Habrá culpables?

¿Y mañana? ¿Qué pasara mañana?

De nosotros y solo de nosotros depende que todo este catálogo de agravios no se repita; pero de esto último, no estoy seguro, solo son esperanzas, sueños guajiros…

Perdón, pero me declaro incompetente para entender que la razón y la alegría que nos hace únicos en este planeta, se nos ha escapado de las manos, me declaro imbécil por no entenderlo, por no comprender…

(Dedico este escrito a mi amiga Tere, por 1.- Haberme sugerido escribir al respecto y 2.- Por compartir conmigo la misma zozobra, la misma preocupación y la candidez de creer que podemos cambiar esta situación… ¿Cómo? No lo sé, ayúdenos por favor…)

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , | 2 Comments »

Desconexión sideral

Posted by zeptymuz352 en noviembre 20, 2010

Atención!! Esta canción por sí misma, está plagada de una explicación metafórica y abstracta de las relaciones humanas simples, básicas y/o vulgares. O mejor dicho: respecto a lo que significa una relación “hombre-mujer” (o visceversa). ¿Quién es la bruja? ¿Quién es el astronauta? ¡Ojo!, eso no importa… Lo que importa, es la distancia que hemos creaedo entre un concepto y otro… ¡Maldita “desconexión sideral”!

Posted in Escritos, Ocio, Uncategorized | Etiquetado: , , , , , , , , | 6 Comments »

Domina el poder de los ángulos!!

Posted by zeptymuz352 en octubre 22, 2010

Excelente y divertido video interactivo que será de gran utilidad a todos aquellos que  gustan de subir fotos personales a sus sitios webs y que desean aprender trucos para salir con el mejor ángulo en esa foto que tienen pensado subir a las redes sociales. Checa los 6 ejemplos disponibles que te enseñarán a disimular ese lado feito que todos tenemos:

 

Los siguientes enlaces te llevarán directamente a todos, y cada uno de ellos:

http://www.youtube.com/watch?feature=iv&v=jmB5pT521i4&annotation_id=annotation_225161

http://www.youtube.com/watch?feature=iv&v=Mc9m_RLf_Mo&annotation_id=annotation_611988

http://www.youtube.com/watch?feature=iv&v=dt1ctmcrB_4&annotation_id=annotation_551838

http://www.youtube.com/watch?feature=iv&annotation_id=annotation_665265&v=5X9aubrb5mo

http://www.youtube.com/watch?feature=iv&v=mOTUb_sQRYg&annotation_id=annotation_334841

http://www.youtube.com/watch?feature=iv&v=Qq2OAsOASFo&annotation_id=annotation_652319

Posted in Ocio | Etiquetado: , , , , , , , | Leave a Comment »

Los retratistas urbanos mexicanos

Posted by zeptymuz352 en octubre 9, 2010

No necesariamente se necesita de una cámara fotográfica para retratar un acto, una situación o la idiosincracia de un pueblo para exhibirlo, mostrarlo o darlo a conocer. Afortunádamente, el acto en sí mismo de “retratar” cualquier cosa o situación que involucre un concepto como los anteriormente mencionados, no ocupa necesariamente del hecho de plasmar una imagen. También se puede plasmar ésta última o darle un énfasis mayor, por medio de las palabras escritas.

Las palabras escritas, sí, así como las utilizamos cotidianamente para describir una cosa o cualquier pendejada; de igual manera nos sirven para dañar, comunicarnos y por qué no, para hacer con ellas lo que se nos venga en gana!! Malo o bueno, feo o bonito, verdadero o falso… ¡Qué más da! (Bueno, siempre y cuando no las utilicemos para traicionar el concepto mismo de el uso para el cuál, las inventamos).

En México, y en mi opinión, existen un chingamadral de paisanos que utilizaron las palabras (escritas y habladas) para retratar nuestra cultura, nuestra pendejéz o idiosincracia; y así mismo, para dar a conocer su sentir y lo que pensaban al respecto de este hermoso país que de repente, perdió la cordura… ¿A quién me refiero?, Octavio Paz, ese gran ensayista y poeta mexicano que ganó un Nobel de Literatura y qué, en su su gran libro, llamado, El laberinto de la soledad, nos explicó con palabras simples el significado de los conceptos de (hirientes ¿o no?)  “la chingada o chingada”. A Jaime Sabines, ese gran poeta chiapaneco que supo plasmar con su poesía y excelente prosa, todo tipo de situaciones propias (y también universales) del pueblo mexicano…

¿Quién más? Existen un chingo, ¿quién me ayuda a recordarlos según su criterio?

La idea de este post, comienza por otro lado que involuntariamente, me llevó a escribir las lineas arriba interpretadas. La idea original, es la siguiente: Existen y existieron grandes músicos en México, pero (en mi criterio), existen dos a los cuales, he decidido rendirles un tributo: Chava Flores y Rodrigo González.

Quien haya visitado la Ciudad de México, o la conozca, comprenderá perféctamente la letra de las siguientes canciones en los siguientes videos. Uno al más puro estilo de la picardía e idiosincracia alegre que poseemos los mexicanos, y  la otra, de una generación nueva, setentera y más (por decirlo así), poética, desmadrosa y rockanrolera para describir la misma visión de los hechos, la misma visión de un mismo lugar, pero con diferente criterio . Espero que les guste:

Chava Flores:

Rodrigo González:

Chava Flores:

Rodrigo González:

Sí, y así como las medicinas del Dr. Simi, es lo mismo, pero mesmamente diferente, barato, y gratuito por conocerlo en este blog… 🙂

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , | Leave a Comment »

De verdad, ¿sí estamos tan de la chingada?

Posted by zeptymuz352 en octubre 7, 2010

Ante las recientes declaraciones del imbécil que tenemos como (dizque) presidente de nuestro país y acerca de que López Obrador sigue siendo “¡Un peligro para México!”, me dispuse a leer en distintos foros de opinión, discusión y dilapidación de opiniones lo que pensaban al respecto esos mexicanos comunes y corrientes; o sea, el vulgo, el pueblo, la chundada… -¡chingada madre!- y me dí cuenta de que aún existen una cantidad sorprendente de ciudadanos mediatizados, robotizados y apendejados por la televisión, que  comparten semejantes y pendejas ideas…

Digo, ¿a poco si estamos tan de la chingada? ¿tan pendejos por seguir creyendo en las mentiras y el discurso de siempre? Si mal no recuerdo y si la memoria histórica no me falla, éste tipo y el partido al que pertenece, polarizaron y dividieron a los mexicanos con una campaña atiborrada de odio y calumnias para desacreditar a su oponente y después justificar un fraude con  un simple “haiga sido como haiga sido“… ¡Por favor! Ahora sale este pendejo a decir que el Peje provocó un gran daño al país y sigue siendo un peligro para México, ¡que no mame!

Una vez dijo el gran filósofo griego Aristóteles: que la única verdad es la realidad… ¿Qué realidad vive México en estos momentos? ¿Quién es el responsable de dirigir a este gobierno que tiene al país sosteniéndose en mondadientes? ¿A ver?

Perdón, pero solo un pendejo puede creer semejantes barrabazadas!! ¡Sí!, así es… y me importa un reverendo y puto pepino quien piense lo contrario. Sí, me vale bien verga (como diría un amigo) lo que piensen de este post y de lo que pienso al respecto; porque más allá de mi opinión traducida como la de un ciudadano súmamente encabronado por tanta pendejéz, mentiras, corrupción e impunidad, me pregunto y les pregunto:

¿Qué opinión tienen sobre estas declaraciones los padres de 49 bebitos muertos en Sonora por la corrupta ineptitud de éste imbécil? ¿Y los padres de los alumnos del Tec asesinados por soldados? ¿Y la de los muchachos asesinados en una fiesta en la ciudad más peligrosa del mundo (Juárez, Chihuahua)? ¿La familia de los asesinados en retenes militares y justificados con declaraciones “oficiales” al vapor? ¿Y los miles de huérfanos, producto de un pretexto traducido como “guerra” para obtener el beneficio de miles de millones de dólares que genera anualmente el narcotráfico? ¿A ver? ¿Qué respuesta hay al respecto?

El verdadero peligro para México, señoras y señores, es la ignorancia y la estulticia de todos nosotros. Sí, así es…

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , , , | Leave a Comment »

El Viejo

Posted by zeptymuz352 en octubre 1, 2010

Cuando estudiaba en la prepa y me encontraba en algún receso con mis amigos, llegaba un viejo alcohólico, barbón, greñudo y desaliñado que nos pedía dinero para seguir en su “viaje”. En algunas ocasiones le dábamos, otras no; todo dependía de lo gracioso que nos pareciera y de sus argumentos para poder convencernos y acceder así, a dejarnos “talonear” por tan endeble y patético sujeto. Eso sucedía de vez en cuando, pero cuando no era así y el viejillo de porra cabrón no se aparecía y dejaba de darle cierto sentido a nuestras existencias, nosotros emprendíamos la búsqueda de dicho fulano que más bien nos parecía divertido, decrépito, ahogado en la locura (por no entenderlo) y podredumbre en la que suponíamos, vivía… Un día, y después de no verlo durante un tiempo considerable, apareció…

En ese momento estudiábamos (o mejor dicho, pretendíamos decifrar) un problema de la clase de Cálculo que nos había encargado resolver nuestro profesor de dicha materia. El problema en sí trataba de la aplicación de un mínimo común múltiple y decía más o menos así:

“Tres avisos luminosos encienden sus luces así: el primero cada 6 segundos, el segundo cada 9 segundos y el tercero cada 15 segundos. A las 7 de la noche se encienden simultáneamente los tres avisos. ¿Cuántas veces coinciden encendidos los avisos en los 9 minutos siguientes?”

Después de muchos intentos y para no decir que no podíamos resolver dicho problema y que solo nos hacíamos pendejos sacando deducciones pendejas al respecto, volteamos y ese viejo, (protagonista de esta historia) se encontraba a nuestro lado dispuesto a pedirnos dinero, pero esta vez, a cambio de la solución de nuestro problema. ¡Accedimos con el escarnio pintado en nuestros rostros!

Pensábamos que se trataba de una broma y que de nueva cuenta, sí, terminaríamos dándole dinero (después de la burla acostumbrada que siempre le recetábamos) para que se retirara…

Le dimos un cuaderno, lápiz y… ¡Wat a fuck! Problema resuelto:

¿Cómo me acuerdo de todo esto? Tengo una libreta de apuntes que (afortunadamente) conservo a razón de diario de aquellos ayeres… ¿Qué se hizo de ese viejo? No lo sé… Solo recuerdo que un día llegaron por él sus hijos y se lo llevaron… no sabía siquiera que contaba con descendencia (de eso, me enteré por otros estudiantes de mayor jerarquía semestral). Después, lo volví a ver rasurado, bien vestido y dispuesto a seguir pidiendo dinero a cambio de un “guachincol” por esas prendas nuevas que vestía en ese momento. ¿Quién era? No lo sé… ¿Porqué terminó así? Lo desconozco…

En memoria de mi memoria por el recuerdo de ese viejo, le dedico la siguiente canción de La Vela Puerca:

¿Cuántos terminaremos de igual manera? ¿Cuántos de nosotros no conocemos a un “viejo” en la misma situación? (¡!)

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , | 1 Comment »

La Leyenda del Espantapájaros

Posted by zeptymuz352 en enero 26, 2009

La naturaleza y el comportamiento del ser humano siempre se ha distinguido por su incongruencia. Los prejuicios son el combustible que lo han llevado a cometer las peores atrocidades. Lo que para algunos es bueno, para otros es malo y visceversa. Su empatía, tal parece que ha tomado unas vacaciones indefinidas.

A los que les ha tocado el papel de llevar a cabo un trabajo que desprecian, se les niega la oportunidad de cambiarlo. El que tiene ojos no tiene tiempo para detenerse a contemplar lo que sucede a su alrededor y el que está ciego, es el que termina apreciando la verdadera escencia de aquellos que en realidad son buenos.

La Leyenda del Espantapájaros es eso y más; o al menos, es lo que me hizo pensar y sentir al contemplarlo…

Espero que les guste este excelente y emotivo cortometraje animado:

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , , | 1 Comment »

El Globo Rojo

Posted by zeptymuz352 en enero 14, 2009

globoCada que se me presenta en la memoria un retazo de mi infancia, recuerdo que adoraba un trenecito de hojalata que me regaló mi padre al regresar de uno de sus largos y distantes viajes de trabajo y creo que el cariño que concebía por los obsequios que me traía, terminarían por fundamentar los cimientos y el afecto que inconcientemente y poco a poco, fuí asimilando hacia los valores que hoy en día son casi caducos y fugaces como son la amistad y la lealtad hacia lo que consideramos una buena compañía.

En ocasiones extraño mi infancia y recuerdo con melancolía ese mundo mágico que creaba con la imaginación y me hacía fantasear con un mundo paralelo en donde todos esos objetos inanimados cobraban vida y cada uno de ellos era poseedor de una alma, una personalidad y hasta de sentimientos propios. Recuerdo que me seducían e intrigaban porque terminaba por adoptarlos como ese “caparazón” propio de aquellos que se refugian de la maldad y la injusticia que desde siempre han existido.

>>>>>

No todos los niños son buenos, pero tampoco quiero dar a entender que al no serlos, se conviertan en malos. Tal vez la combinación de una educación equivocada por parte de los padres y la ausencia del dicernimiento para diferenciar una cosa de la otra, conduzcan a algunos de ellos a confeccionar actitudes no propias de un infante. ¿Quién no recuerda al niño brabucón de la primaria que gustaba de hacerle la vida complicada al diferente, al gordito, al reservado, al feito, etc…?

La vida dentro de nuestra sociedad termina irremediablemente por transformar todas esas conductas en lo que hoy vemos como el pan de todos los días. Hipocrecía, indiferencia, vileza, crueldad y un extenso catálogo de sensaciones agraviantes que terminan por descomponer las entidades que cohabitamos…

>>>>>

Cuando tenía 6 años, vi una película francesa de 1956 titulada: Le ballon rouge o El globo rojo de Albert Lamorisse que cuenta una hermosa historia sobre la relación de un niño con su peculiar compañero y que ejemplifica de cierta manera algunas de estas cosas que les he platicado. Estoy seguro de que pocos cineastas han logrado darle vida a algo tan aparentemente inexpresivo como ese objeto inflado, atado a un hilo y también que haya logrado describir de un modo tan poético las ilusiones y la imaginación propias de la niñez.

Sin duda, el globo rojo es el gran personaje de este largometraje. Para dotarlo de picardía, de fidelidad, de afecto, el guionista y director Albert Lamorisse se valió únicamente de distintos planos y del arte de la edición. Aquí no hubo efectos especiales, y ningún actor famoso prestó su voz. No, sólo se trató de la cámara y del globo.

A 52 años de su filmación y al recordarla, esa película me hace preguntarme si es demasiado tarde para emprendernos en el mismo vehículo que la ha mantenido vigente por su estética, su expresividad y el sello característico e indiscutible que hace de lo que parece a simple vista mundano; sensible y artístico. No dejemos en desuso esos sentimientos extraviados en el olvido. Rescatémoslos de nuestra infancia y hagamos lo posible para transformarlos en un globo rojo…

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , | 1 Comment »