La insoportable bloguedad del Ser

“El hombre, es el único animal para quien su propia existencia constituye un problema que tiene que resolver y del cual no puede escapar”. Erich Fromm

  • ¿Qué día es hoy?

    octubre 2017
    L M X J V S D
    « Jun    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Entradas por mes:

  • Blog Carnalito:

  • Lo más visto:

Posts Tagged ‘Ego’

Draco maledicte: Manual del Ego y para asesinar al Ego. (4)

Posted by zeptymuz352 en mayo 8, 2011

Sería muy simpático que existiera dios, que hubiese creado el mundo y fuese una benevolente providencia; que existieran un orden moral en el universo y una vida futura; pero es un hecho muy sorprendente el que todo esto sea exactamente lo que nosotros nos sentimos obligados a desear que exista.”

Sigmun Freud

Cuarto precepto:

Te delego mis responsabilidades porque no quiero, no deseo hacerme cargo de ellas.

No me enseñaste nada; es más, no me has enseñado a hacer nada pero si me exiges que lo haga.

¿Qué cosa quieres que haga? No lo sé, no lo sé; ¡no lo sabes tú tampoco!

Supongo que tus ansias de “reconocimiento” así lo desean; y lo entiendo. Bueno, más bien: te compadezco.

Compadezco el hecho de que no me permitas convencerte de que ¡somos nada!

De que somos algo más o menos lo mismo que una ausencia.

¡Sí! Te hablo a ti: o sea, a mí mismo, a ti, a mi “otro yo”… ¿Hasta cuándo entenderemos? Te lo pregunto y pluralizo… dame una respuesta, aquí ¡y ahora!

(No hay respuesta, no existe, jamás la responderás y aquí seguimos los dos; juntos, detestándonos siempre ¡sumando malditas ausencias!).

Anuncios

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , , | Leave a Comment »

Draco maledicte: Manual del Ego y para asesinar al Ego. (3)

Posted by zeptymuz352 en mayo 7, 2011

“Si los perros no van al cielo, quiero ir donde ellos van”

Will Rogers

>>>>>>

Tercer precepto:

Amo a los perros porque ellos no se parecen en nada a los Dioses en los cuales creemos.

Amo a los perros porque veo en ellos una desmedida bondad al no juzgar a nadie; ellos aman incondicionalmente, desmedidamente.

Amo a los perros porque ellos no se molestan, siempre se encuentran dispuestos a resistir incluso a la más cruel de nuestras indiferencias.

Amo a los perros porque a ellos no les interesa entendernos  y nos miran desde un plano superior con sus miradas benevolentes.

Hasta parece que sienten lástima por vernos comportarnos destructivamente.

Amo a los perros porque a ellos no les interesa pensar que se encuentran bajo nuestro dominio; su naturaleza solo les dicta que tienen que compartir y crear ambivalencias.

Amo a los perros porque no se parecen en nada a mi, ni a tí, ni a ninguno de los que leen estas líneas aquí propuestas.

Amo a los perros porque siempre son generosos, y yo, en estos momentos, me recrimino por ser egoista y no otorgarme el tiempo necesario para compartir mis espacios con uno de ellos.

Amo a los perros porque entre más me doy cuenta de su naturaleza simple, tierna, compasiva y afable, me detesto a mi mismo por solo decir que los amo y hacer poco por imitarlos, por esforzarme más y acercarme a tan sui géneris delicadeza…

Aprendería mucho de uno de ellos. ¡Quiero ser como un perro!

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , , | 1 Comment »

Draco maledicte: Manual del Ego y para asesinar al Ego. (2)

Posted by zeptymuz352 en abril 29, 2011

Repetición:

Este es un pequeño proyecto que tenía en mente y hoy he decidido llevarlo a cabo dentro de este blog. Las pretensiones por hacerlo son solo eso: pretensiones, una finalidad, un deseo.

¡Maldito aquel que pretenda ver algo más allá de la simple voluntad de un endeble y patético ser humano por seguir en su acometida de desprenderse del Ego, de ese ideográfico Draco maledicte!

>>>>>>

“Un hombre libre en nada piensa menos que en la muerte, y su sabiduría no es una meditación de la muerte, sino de la vida.”

Baruch Spinoza

Segundo precepto:

¿”Libertad”? ¡Esclavos malditos que se sienten libres con una idea falsa de la libertad! ¿”Democracia”? ¿”Voto libre”? ¿”Mundo libre”? ¿”Poder de decisión”? ¡BAH! ¡No se puede pensar en libertad cuando se está muerto, cuando el equivalente de sentirse vivo y en libertad, solo es una metáfora falaz por engañarnos a nosotros mismos!  ¡Aceptémoslo! ¿Libertad?, ¿Libertad? (¡!) Seamos honestos señoras y señores: solo  somos seremos libres en la medida en que nos engañamos a nosotros mismos y pretendiendo creer que somos los conductores de nuestras propias acciones, de nuestras propias existencias… No es así, en conclusión, ¡solo compramos promesas, vendemos ilusiones y coleccionamos fracasos! Cuando terminemos por aceptar que la muerte es solo parte de la vida, nos desprenderemos de todas “las ataduras” de la vida que nos mantienen como los esclavos que somos, no como los seres libres que deseamos ser. ¿Cuál es entonces el temor? ¡Despréndete! ¡Desprendámonos entonces! ¡Aceptemos! Allá afuera, existe todo un mundo de posibilidades… ¿Por qué no tomarlas y hacerlas nuestras? ¡Cobardía pura! ¿De qué? R= De atrevernos a liberarnos, de atrevernos a ser nosotros mismos.

No atrevernos a ser nosotros mismos, es morir: ahí reside la verdadera muerte…

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , , | Leave a Comment »

Draco maledicte: Manual del Ego y para asesinar al Ego.

Posted by zeptymuz352 en abril 29, 2011

Este es un pequeño proyecto que tenía en mente y hoy he decidido llevarlo a cabo dentro de este blog. Las pretensiones por hacerlo son solo eso: pretensiones, una finalidad, un deseo.

¡Maldito aquel que pretenda ver algo más allá de la simple voluntad de un endeble y patético ser humano por seguir en su acometida de desprenderse del Ego, de ese ideográfico Draco maledicte!

“El Diablo es el Ego de Dios.”

Monocordio

Primer precepto:

Todos tenemos dentro de sí mismos un mucho de Diablo y un mucho de Dios. Las religiones son solo inventos estultos del ser humano; cuasi vulgares muletas para ayudarnos a andar en terrenos resbaladizos que nos dicta el Ego para no tropezar con algo simple de aceptar: en cualquier momento todo terminará, de una u otra manera; y ni siquiera el auto, el celular de moda, el dinero, los reconocimientos, las condecoraciones y todo lo materialmente obtenido en la efímera travesía de la vida, podrán salvarnos de lo único seguro que tenemos: LA MUERTE.

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , , | Leave a Comment »