La insoportable bloguedad del Ser

“El hombre, es el único animal para quien su propia existencia constituye un problema que tiene que resolver y del cual no puede escapar”. Erich Fromm

  • ¿Qué día es hoy?

    agosto 2017
    L M X J V S D
    « Jun    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
  • Entradas por mes:

  • Blog Carnalito:

  • Lo más visto:

Posts Tagged ‘Abstracto’

La peor de las decepciones

Posted by zeptymuz352 en mayo 21, 2011

A Luis Alberto le gusta pensar que la vida es una inestable especie de “positivismo abstracto” porque bueno, ¿qué otra cosa podría ser? (se pregunta así mismo y después se contesta sin entenderse por haber inventado semejante término) y a decir verdad, no está tan alejado de la realidad en cuanto a ese concepto mismo de “su frase”.

Él piensa firmemente que las personas que ama son incapaces de llevar a cabo algo contrario a la naturaleza de ese “positivismo abstracto”, pero no se da cuenta tampoco que “cada cabeza es un mundo” y que la vida más que ser inestable, es una especie de interminables decepciones que llevan y conllevan dentro de si mismas, a más y más decepciones por seguir creyendo que “así deberían de ser las cosas”… no es así, la realidad es otra.

Hace poco vivió en carne propia una decepción: invirtió mucho tiempo en una persona, invirtió confianza, respeto, amor, comprensión, y demás sentimientos zalameros que para el caso, salen sobrando en este escrito, ¡y no por carecer de importancia!, simplemente tal vez, porque carecen de la misma. Solo digamos que se equivocó, solo eso.

-¡Vale madres! ¿Cómo pude confiar en esa persona?- (Se admira y así mismo se interroga desvaneciéndose en pensamientos inservibles). Propios de quien no termina de entender que lo que se piensa para otros, solo aplica para si mismo: ¿Quién engañó a quién? ¿Quié decepcionó a quié?

Luis Alberto no es tonto, cuando descubre la falacia cometida por esa persona a la cual pensaba o creía querer, amar  y estimar; se pregunta dejando atrás cualquier sentimiento inútil por concebir (como el enojo y la tristeza) y se pregunta: “¿Qué hice para merecer ésto? ¿Tuve culpa para que esto sucediera?” “¡NO!” (esa es su respuesta final a tales cuestionamientos).

Después analiza los sucesos, los deduce, los desmenuza (durante tres horas de himzopne, como a eso de las 3 de la madrugada y toma una decisión valiente): Se dice así mismo: “¡No más!, ¡no más! ¡Basta!”

Al siguiente día, se da el valor suficiente para decirle (con palabras habladas y vía telefónica) a esa persona que amaba, lo siguiente:

“Me preocupas, lo sabes. No contestabas ayer en la noche a mis mensajes y por ese motivo, fuí a tu casa para tocar el timbre y saber que te encontrabas bien, pero ¡Oh “sorprais”! Me doy cuenta del porqué  no contestabas a mis mensajes y a mis llamadas…” (Por respeto a Luis Alberto, me reservo los detalles y prosigo con el relato):

Luis Alberto termina diciendo lo siguiente: “Me siento decepcionado y no por tí, me siento decepcionado por mí!!, por haber creido que eras distinta, única y diferente. Esa es la peor de la decepciones. Te voy a decir lo siguiente y me duele, pero a la vez me siento seguro lo que voy a decir… ¡y creeme que no me voy a arrepentir!: Ya no quiero ser tu amigo, ya no quiero que seas mi amiga, ya no quiero tu amistad, ya no quiero que me hables, ni que me vuelvas a hablar… es todo, gracias y adios…”

Moraleja: ¡No existe!

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , | Leave a Comment »

Draco maledicte: Manual del Ego y para asesinar al Ego. (4)

Posted by zeptymuz352 en mayo 8, 2011

Sería muy simpático que existiera dios, que hubiese creado el mundo y fuese una benevolente providencia; que existieran un orden moral en el universo y una vida futura; pero es un hecho muy sorprendente el que todo esto sea exactamente lo que nosotros nos sentimos obligados a desear que exista.”

Sigmun Freud

Cuarto precepto:

Te delego mis responsabilidades porque no quiero, no deseo hacerme cargo de ellas.

No me enseñaste nada; es más, no me has enseñado a hacer nada pero si me exiges que lo haga.

¿Qué cosa quieres que haga? No lo sé, no lo sé; ¡no lo sabes tú tampoco!

Supongo que tus ansias de “reconocimiento” así lo desean; y lo entiendo. Bueno, más bien: te compadezco.

Compadezco el hecho de que no me permitas convencerte de que ¡somos nada!

De que somos algo más o menos lo mismo que una ausencia.

¡Sí! Te hablo a ti: o sea, a mí mismo, a ti, a mi “otro yo”… ¿Hasta cuándo entenderemos? Te lo pregunto y pluralizo… dame una respuesta, aquí ¡y ahora!

(No hay respuesta, no existe, jamás la responderás y aquí seguimos los dos; juntos, detestándonos siempre ¡sumando malditas ausencias!).

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , , | Leave a Comment »

Draco maledicte: Manual del Ego y para asesinar al Ego. (3)

Posted by zeptymuz352 en mayo 7, 2011

“Si los perros no van al cielo, quiero ir donde ellos van”

Will Rogers

>>>>>>

Tercer precepto:

Amo a los perros porque ellos no se parecen en nada a los Dioses en los cuales creemos.

Amo a los perros porque veo en ellos una desmedida bondad al no juzgar a nadie; ellos aman incondicionalmente, desmedidamente.

Amo a los perros porque ellos no se molestan, siempre se encuentran dispuestos a resistir incluso a la más cruel de nuestras indiferencias.

Amo a los perros porque a ellos no les interesa entendernos  y nos miran desde un plano superior con sus miradas benevolentes.

Hasta parece que sienten lástima por vernos comportarnos destructivamente.

Amo a los perros porque a ellos no les interesa pensar que se encuentran bajo nuestro dominio; su naturaleza solo les dicta que tienen que compartir y crear ambivalencias.

Amo a los perros porque no se parecen en nada a mi, ni a tí, ni a ninguno de los que leen estas líneas aquí propuestas.

Amo a los perros porque siempre son generosos, y yo, en estos momentos, me recrimino por ser egoista y no otorgarme el tiempo necesario para compartir mis espacios con uno de ellos.

Amo a los perros porque entre más me doy cuenta de su naturaleza simple, tierna, compasiva y afable, me detesto a mi mismo por solo decir que los amo y hacer poco por imitarlos, por esforzarme más y acercarme a tan sui géneris delicadeza…

Aprendería mucho de uno de ellos. ¡Quiero ser como un perro!

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , , | 1 Comment »

Draco maledicte: Manual del Ego y para asesinar al Ego. (2)

Posted by zeptymuz352 en abril 29, 2011

Repetición:

Este es un pequeño proyecto que tenía en mente y hoy he decidido llevarlo a cabo dentro de este blog. Las pretensiones por hacerlo son solo eso: pretensiones, una finalidad, un deseo.

¡Maldito aquel que pretenda ver algo más allá de la simple voluntad de un endeble y patético ser humano por seguir en su acometida de desprenderse del Ego, de ese ideográfico Draco maledicte!

>>>>>>

“Un hombre libre en nada piensa menos que en la muerte, y su sabiduría no es una meditación de la muerte, sino de la vida.”

Baruch Spinoza

Segundo precepto:

¿”Libertad”? ¡Esclavos malditos que se sienten libres con una idea falsa de la libertad! ¿”Democracia”? ¿”Voto libre”? ¿”Mundo libre”? ¿”Poder de decisión”? ¡BAH! ¡No se puede pensar en libertad cuando se está muerto, cuando el equivalente de sentirse vivo y en libertad, solo es una metáfora falaz por engañarnos a nosotros mismos!  ¡Aceptémoslo! ¿Libertad?, ¿Libertad? (¡!) Seamos honestos señoras y señores: solo  somos seremos libres en la medida en que nos engañamos a nosotros mismos y pretendiendo creer que somos los conductores de nuestras propias acciones, de nuestras propias existencias… No es así, en conclusión, ¡solo compramos promesas, vendemos ilusiones y coleccionamos fracasos! Cuando terminemos por aceptar que la muerte es solo parte de la vida, nos desprenderemos de todas “las ataduras” de la vida que nos mantienen como los esclavos que somos, no como los seres libres que deseamos ser. ¿Cuál es entonces el temor? ¡Despréndete! ¡Desprendámonos entonces! ¡Aceptemos! Allá afuera, existe todo un mundo de posibilidades… ¿Por qué no tomarlas y hacerlas nuestras? ¡Cobardía pura! ¿De qué? R= De atrevernos a liberarnos, de atrevernos a ser nosotros mismos.

No atrevernos a ser nosotros mismos, es morir: ahí reside la verdadera muerte…

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , , | Leave a Comment »

Draco maledicte: Manual del Ego y para asesinar al Ego.

Posted by zeptymuz352 en abril 29, 2011

Este es un pequeño proyecto que tenía en mente y hoy he decidido llevarlo a cabo dentro de este blog. Las pretensiones por hacerlo son solo eso: pretensiones, una finalidad, un deseo.

¡Maldito aquel que pretenda ver algo más allá de la simple voluntad de un endeble y patético ser humano por seguir en su acometida de desprenderse del Ego, de ese ideográfico Draco maledicte!

“El Diablo es el Ego de Dios.”

Monocordio

Primer precepto:

Todos tenemos dentro de sí mismos un mucho de Diablo y un mucho de Dios. Las religiones son solo inventos estultos del ser humano; cuasi vulgares muletas para ayudarnos a andar en terrenos resbaladizos que nos dicta el Ego para no tropezar con algo simple de aceptar: en cualquier momento todo terminará, de una u otra manera; y ni siquiera el auto, el celular de moda, el dinero, los reconocimientos, las condecoraciones y todo lo materialmente obtenido en la efímera travesía de la vida, podrán salvarnos de lo único seguro que tenemos: LA MUERTE.

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , , | Leave a Comment »

Realidad mágica

Posted by zeptymuz352 en abril 9, 2011

En un mundo alternativo caben todas las cosas, incluyendo los vacíos. La ausencia de luz es solo eso y termina enamorándose de la oscuridad como si fuera su compañera desamparada, no su igual, no su contraparte; no existen abandonos de ningún tipo, en ninguna parte.

El agua se mezcla con el aceite olvidando densidades, cualquier prototipo; eso solo sucede porque a alguien se le ocurrió semejante separación entre líquidos. Las nubes no flotan, solo se mantienen suspendidas y mirando hacia arriba porque el azul del cielo les ha hipnotizado y ahí siguen, absortas, entre muchos desvaríos.

El cielo de vez en cuando cambia de color, deja de ser azul para dar brillo a tonalidades entre naranja y rosa.  Dicen los que saben, que es por una acción de refracción de ángulos y luces solares filtradas en nuestra atmósfera. No es cierto, solo se ruboriza molesto por contemplaciones absortas de nubes sin trabajo ni beneficio. Deberían crear lluvia, se dice a si mismo.

Los árboles caminan en las noches cuando todos duermen y nadie los mira. Dan un paso para aquí, dan un paso para allá, y de repente se ponen a bailar un danzón torpe, inepto y aburrido. A ellos no les importa, nadie los observa, igual bailan su realidad, erguidos, entusiasmados, enardecidos.

Las luciérnagas salen en las noches encendidas, a iluminar su camino. Se sienten solas, desamparadas por algo no conseguido. No saben que es lo que buscan y entonces se encuentran así mismas, disfrutan de sus propias presencias. En la mañana, al escampar el alba, regresan a sus escondites sin tribulaciones, recuerdos ni olvidos.

Una tortuga se siente orgullosa por rebasar a un caracol, y el caracol, la mira con desdén, pues ha salido a comer, una lechuga roída. Un gato se sube a un árbol y después se avienta al vacío para caer de espaldas; quiere romper con esquemas y dejar en claro a la vez, que de vez cuando, si así lo desea, no va a caer de pie; como muchos lo hemos creido.

Pienso en todo esto, cuando me siento aburrido; es un escape a este mundo, a este mundo de hastíos…

Posted in Escritos, Ocio | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

El más grande filósofo

Posted by zeptymuz352 en febrero 19, 2011

A través de la historia de la humanidad han existido unos personajes que se han convertido en inmortales por los grandes avances que han llevado acabo por resolver los más grandes enigmas de nuestra inexplicable existencia. Quienes gustamos de todo esto, no dudaríamos en comprender que la referencia a todas luces nos conduce a la filosofía y sus más grandes exponentes.

Desde los antiguos griegos (que prácticamente son por antonomasia los mejores precursores en la materia) como Tales de Mileto, considerado uno de los siete sabios clásicos, pasando por Sócrates y sus discípulos, Platón y Aristóteles; hasta otros por así decirlo, de la época “D.C.” (después de Cristo) como lo son los exponentes de la filosofía cristiana, San Agustín; o la medieval o escolástica de Santo Tomás de Aquino, para llegar a otra época más moderna y considerada contemporánea: la de los grandes pensadores tales como, René Descartes, John Locke, David Hume o el considerado más grande filósofo de la época moderna, el alemán Fiedriech Nietzche.

>>>>>>>>>>

La idea de este post no trata de exponer a grandes rasgos la historia de la Filosofía, creo que no terminaríamos y más bien, nos aburriríamos con tan semejantes e ingentes datos al respecto. La idea de este post es la que lleva por título: “El más grande filósofo”. ¿Quién es el mejor de ellos?

El más grande filósofo y más fácil para entender, es aquel que no pierde nunca su capacidad de asombrarse o de asombrarnos con su sapiencia. Sí, así de simple podemos razonarlo… pero ¿quién de todos los anteriormente mencionados podría llevarse semejante título? No respondan a la pregunta, aquí está la respuesta: Nin-gu-no de ellos.

El más grande filósofo habido y por haber, no vivió épocas pasadas, modernas ni futuras. Este gran filósofo vive en nuestros presentes y en nuestros alrededores. Es tan omnipresente, que parece escapar de nuestro razocinio porque no terminamos de entender su grandilocuente simplicidad que otorga sentido a nuestras vidas. No se cansa nunca (o eso nos parece), es divertido, casi nunca se molesta (cuando lo hace, es porque de una u otra manera nosotros lo provocamos), parece desdoblarse así mismo porque está en todos lados, no podemos controlarlo.

Este gran filósofo se llama “niño” (y el término es abstracto, o sea, se refiere a los dos géneros; ya sea un varón o una damita) y siempre, siempre nos maravilla con su sola presencia y más aún cuando aprende a hilvanar palabras y todavía más, cuando esas palabras las razona con el desparpajo propio de los que aún no se han envenenado por la “inteligencia” absorta, enajenada y abstraída de nosotros los adultos. ¿No lo creen? He aquí un ejemplo de ello:

¿Te has preguntado por qué los perros viven menos que las personas?

Aquí la respuesta (por un niño de 6 años).

Siendo veterinario, fui llamado para examinar a un sabueso irlandés de 10 años de edad llamado Belker. Los dueños del perro: Ron, su esposa Lisa y su pequeño Shane, estaban muy apegados a Belker, y estaban esperando un milagro.

Examiné a Belker y descubrí que estaba muriendo de cáncer. Le dije a la familia que no podríamos hacer ya nada por Belker y me ofrecí para llevar cabo el procedimiento de eutanasia en su casa.

Hicimos los arreglos necesarios, Ron y Lisa dijeron que sería buena idea que el niño de 6 años, Shane observara el suceso. Ellos sintieron que Shane podría aprender algo de la experiencia.

Al día siguiente, sentí la familiar sensación en mi garganta cuando Belker fue rodeado por la familia. Shane se veía tranquilo, acariciaba al perro por última vez y yo me preguntaba si comprendía lo que estaba pasando. En unos cuantos minutos Belker “se quedó dormido” prácticamente para ya no despertar.

El pequeño niño parecía aceptar la transición de Belker sin ninguna dificultad o confusión. Nos sentamos todos por un momento preguntándonos el por qué del lamentable hecho de que la vida de las mascotas sea más corta que la de los humanos.
Shane, que había estado escuchando atentamente, dijo: ”Yo sé por qué.”

Sorprendidos, todos volteamos a mirarlo. Lo que dijo a continuación me maravilló, nunca he escuchado una explicación mas reconfortante que esta. Este momento cambió mi forma de ver la vida. Él dijo:

”La gente viene al mundo para poder aprender cómo vivir una buena vida, cómo amar a los demás todo el tiempo y ser buenas personas, ¿verdad?”

El niño de 6 años continuó:

”Bueno, como los perros ya saben como hacer todo eso, pues no tienen que quedarse por tanto tiempo como nosotros.”

Cada quien le da sentido a su vida como puede; y el presente escrito, no pretende inculcar sentimiento alguno que haga recapacitar al respecto. Quien así lo entienda, ¡maldito sea!

>>>>>>>>>>

(Dedicado a mi estimada amiga Diana Elizabeth y a la alegría que le otorga el hecho de experimentar una convivencia diaria para “lidiar” con un par de hermosos críos… y lo que le espera!!).


Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , , , | Leave a Comment »

¿Qué es un niño?

Posted by zeptymuz352 en diciembre 29, 2010

Existen dos cosas en este mundo que me indignan, me cagan y me hacen pensar que 180 millones de años de “evolución humana” han servido para una chingada!!

Los seres más indefensos dentro de nuestra indigna historia evolutiva son los animalitos y nuestros niños. A los primeros los cazamos para alimentarnos de ellos y luego, hipócritamente, los capturamos para domesticarlos y darles una mejor vida (por así decirlo y más hipócritamente), hacernos de su compañía… ¿y a los segundos?

A nuestra descendencia, solo la hemos traido para preservar la especie y acompañarnos en la porquería que hemos construido “inconscientemente” (seguimos con hipocrecías): este “mundo moderno”.

Yo creo que nuestros tatarabuelos los pitencantropus los cuidaban mejor aún en las peligrosas condiciones en que vivían al día para poder sobrevivir y claro está, por las fortuitas razones de que no tenían que hacerlo por dinero.

Hoy en día las cosas han cambiado al punto de rayar en la locura misma por no entender que esos seres indefensos, no tienen la culpa de lo que nos hemos convertido: Frankeinstains horrendos por un capricho “divino de imágenes y semejanzas” que en el fondo nos inventamos. ¡Maldito Dios que tooodo lo ve! ¡Lo odio por entrometido!

Pero vayamos al grano y como dirían en mí (¿tuyo, nuestro?) “pueblo”, ¡A lo que te truje Chencha!: volvamos al título de este post… ¿Qué es un niño?

Existe un escrito al respecto de Rodney Collin (que sépa la chingada quién es!!) y dice más o menos así, enlace: ¿Qué es un niño?

¿Ya lo leyeron? Ok… Ahora vean estas fotos y me dicen si están de acuerdo:

Ahora, con los poderes que me confiere el hecho de hacer lo que se me da la regalada gana con ese “pensamiento” arriba redirigido e incrustado en un enlace, me dispongo a reconvertirlo. Espero que les guste y si no es así, al menos léanlo:

“Entre la inocencia de la pérdida de infancia y la indignidad de la madurez, encontramos una encantadora criatura llamada niño que tiene que chingarle para subsistir.

Los niños vienen en diferentes medidas, pesos y colores (todo eso no importa, igual sirven para trabajar), pero todos tienen el mismo credo: sufrir cada segundo, de cada minuto, de cada hora, de cada día y de trabajar silenciosamente (su única arma para sobrevivir) cuando el último minuto se termina y los padres los meten a la cama con la idea de que no coman mucho y trabajen más.

A los niños se les encuentra dondequiera: en la construcción, debajo, dentro, trapeando, cargando, chingándole o brincando para que no se les venga encima lo que no pueden cargar. Las mamás los esperan abnegadas, las niñas trabajan por igual, los hermanos mayores los toleran silenciosamente, y sin saber porqué, trabajan junto a ellos; los adultos los ignoran como siempre y el cielo los ha dejado de proteger.

Un niño es la verdad inescrutable, silenciosa y con la cara sucia de las labores que realiza y que no son propias para él; la belleza marchita con una cortada en el dedo, la sabiduría con el chicle en el pelo y la esperanza del fruto con una rana metafórica en el bolsillo esperando que el maldito destino solo sea otra metáfora más de su propio destino.

Cuando estás ocupado, un niño es un carnaval de ganancias perdidas, de ruido desconsiderado para la maldita codicia de los adultos estultos, molesto y entrometido por no dar más. Cuando quieres que dé una buena impresión lo exhibes como el mejor de tus trabajadores, su cerebro se vuelve de gelatina porque no ha comido ni descansado o se transforma en una criatura salvaje y sádica orientada a destruir su propia vida por no comprender el mundo y a su propia desdicha.

Un niño es una combinación –tiene el apetito de un caballo pero no come igual, la digestión de un traga-espadas por no tener otra cosa en la panza mas que punzadas, la energía de una bomba atómica porque si lo golpeas, trabajará más, la curiosidad de un gato acorralado cuando piensa en cómo escapar de su desdicha, los pulmones de un dictador para gritar en silencio su dolor, la imaginación de Julio Verne para escaparse en 7 mil leguas de infortunio imaginario, la vergüenza de una violeta lejana para saber que esa flor tiene un aroma  que no ha de olfatear y solo puede aspirar a mirarla de lejos, la audacia de una trampa de fierro cuando se las ingenia a no seguir trabajando, el entusiasmo de una chinampina cuando explota dentro de sí para apagarse enseguida por no poder hacer nada y cuando hace algo tiene cinco dedos en cada mano para postergar todos su sueños, si para postergarlos unos minutos y seguir en sus labores propias de quien no las escogió.

Le encantan los helados porque se imagina ¿a qué sabrán?, las navajas para soñar que con ellas se cortan sus cadenas, las sierras porque jamás las han visto, las navidades que nunca disfrutarán, los libros con ilustraciones que solo se imaginan, las clases de música que les ofrecen los pajarillos que escuchan a lo lejos, las corbatas aunque no sepan para que sirven, los peluqueros ¿quienes son esos?, las niñas sí, sus compañeras hermosas que los acompañan en la desdicha, los abrigos ¿para qué sirven?, los adultos ¡detestables!… y la hora de acostarse, por fin a descansar…

Nadie más se levanta tan temprano, (solo ellos para seguir trabajando) ni se sienta a comer tarde porque no conocen otra hora después de caido el sol. Nadie más se divierte tanto con los árboles, perros y la brisa que los mismos que los han esclavizado. Nadie más puede traer en el bolsillo un cortaplumas oxidado, media manzana podrida, un metro de cordel, un saco vacío, dos pastillas de chicle masticado, seis monedas de ensueño, una honda fabricada con harapoz, un trozo de sustancia desconocida que tal vez sea tóxica y un auténtico anillo supersónico con un compartimiento secreto para escapar de la locura. ¡Todo imaginario!

Los niños son profundamente afectados por el ejemplo (Sí, de esta maldita realidad atiborrada de deseos), y en segundo término por las explicaciones que nunca les platican de su infortunio, cuando éstas son simples y claras: Tienes que trabajar para sobrevivir…

Lo más importante es que crezcan en un ambiente libre de negatividad, o sea: trabaja, trabaja, trabaja… e impulsados a tener confianza y a expresar su propio ser desmenbrado y amputado por la maldita codicia de este mundo.

Enséñalos a decir la verdad y después a que la callen, a ser honestos y sinceros pero siempre en silencio.

Eso es lo más importante… Oh sí!! Maravilloso mundo capitalista, maldita codicia, maldito dinero!!”

Preguntémosle a los niños de las fotos acerca de ese escrito: “¿Qué es un niño?”

Lo lamento, pero me adenlanté y contesto por ellos y sin pedirles permiso. Tal vez ellos sean menos mezquinos que yo, pero así lo veo, lo siento así por el alma de infante que creo aún conservar… 😦

Posted in Escritos | Etiquetado: , , , , , , , , , | Leave a Comment »

Desconexión sideral

Posted by zeptymuz352 en noviembre 20, 2010

Atención!! Esta canción por sí misma, está plagada de una explicación metafórica y abstracta de las relaciones humanas simples, básicas y/o vulgares. O mejor dicho: respecto a lo que significa una relación “hombre-mujer” (o visceversa). ¿Quién es la bruja? ¿Quién es el astronauta? ¡Ojo!, eso no importa… Lo que importa, es la distancia que hemos creaedo entre un concepto y otro… ¡Maldita “desconexión sideral”!

Posted in Escritos, Ocio, Uncategorized | Etiquetado: , , , , , , , , | 6 Comments »